El gimnasta nacional Tomás González tuvo una consagratoria participación en los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020, tras ejecutar una buena rutina de suelo.

Tres al hilo. El deportista del Team Chile conseguía su tercera clasificación seguida al certamen olímpico, tras Londres 2012 y Rio 2016. Eso sí, para esta ocasión solo se concentró en la especialidad de suelo. Competencia que tantos frutos ha traído a su vitrina, como la medalla de oro en los Panamericanos de Lima 2019 y la final en los JJ.OO. de Londres 2012.

González, oriundo de Santiago, tuvo su debut en las olimpiadas niponas alrededor de las 01:30 AM (Hora chilena) de esta jornada. El público nacional, a distancia, siguió expectante su participación. Tomás no defraudó, y realizó una notable ejecución que determinó una puntuación final de 13.800 puntos. Sin embargo, dicha calificación fue condicionada por una pequeña displicencia en el salto doble, lo cual tuvo penalización en la nota final que lo privó de disputar la final de la disciplina artística.

A pesar de no poder disputar medalla olímpica, el gimnasta demostró su felicidad a través de sus redes sociales. «Increíble experiencia Olímpica!!! Me siento tremendamente orgulloso y agradecido de poder representar a Chile por tercera vez en unos Juegos Olímpicos y feliz de seguir haciendo historia!», sentenció el deportista.

Sin lugar a dudas, es historia vigente para un emblema e impulsor de nuevas generaciones en la gimnasia artística, que ven como un referente se ha consolidado en la «Epopeya de los Cinco anillos».

Créditos imagen destacada: IND Chile

Comparte
About Author

Francisco Sánchez