Deportes Valdivia afina todos los detalles para el debut del fin de semana ante Rodelindo Román en el estadio Parque Municipal por la primera fecha del torneo de Segunda División, en la denominada Operación Retorno que pretende retornar al Torreón en la Primera B.

El Torreón modificó gran parte de su plantilla, en total acumuló 23 salidas de jugadores a diferentes clubes o que quedaron en libertad de acción mientras que otros tantos arribaron para ponerse a bajo las órdenes de German Cavalieri para afrontar la tercera categoría nacional.

Dos de los miembros del plantel 2021, Nicolás Guerra y Leonardo Uribe analizaron desde sus perspectivas los desafíos que tienen con la camiseta del Torreón además de destacar aspectos importantes en sus trayectorias como futbolistas.

Nicolás Guerra llega desde Real San Joaquín y es mediocampista ofensivo / Deportes Valdivia

El ingeniero Guerra

Nicolás Guerra es mediocampista ofensivo, tiene 23 años, posee experiencia en los torneos de Tercera División con Real San Joaquín, le tocó capitanear a dicha escuadra en dos oportunidades, pero a la par del fútbol cumplía otro sueño: ser uno de los pocos futbolistas que logran un título universitario mientras se dedican a la actividad.

¿Qué significa para ti pasar de jugar en Tercera División a Segunda División por Deportes Valdivia?

Haber dado el salto de Tercera División al profesionalismo es una alegria enorme, salir de una Tercera es muy difícil ya que es un fútbol super físico, en donde todos quieren demostrar todo su potencial para poder salir de esa allí, fue una meta dar un salto de nivel y lo he conseguido con trabajo, perseverancia y felicidad.

Gran parte de tu carrera fue en el Real San Joaquín ¿Tuviste otras experiencias en el fútbol?

Jugué durante mucho tiempo en el barrio. A los 17 años se presentó la oportunidad de probarme en Colo-Colo, logré pasar las pruebas de selección y quedé, estuve media temporada en la serie juvenil y la sub 17. Posteriormente volví a jugar en campeonatos de barrios en La Legua y allí se me presentó la opción de jugar en el Rea San Joaquín de mi comuna, donde estuve tres años. Tuve la suerte de ser capitán allí.

Son pocos los jugadores que del fútbol amateur han dado un salto hacia el fútbol profesional. ¿Cuáles son las claves en tu despegue profesional?

Es difícil pasar del amateurismo al profesionalismo, nunca bajé los brazos, siempre estuvo en mis planes llegar a ser futbolista profesional, me costó mucho, no lo niego. La vuelta que me di es larga, pasé de jugar en el barrio de La Legua a estar en Tercera División donde cuesta mucho dar saltar a divisiones mayores, llegar al profesionalismo en su sueño, porque siempre lo busqué, con esfuerzo y dedicación.

No solo te dedicas al fútbol sino que además eres ingeniero 

Desde chico me fue muy bien en el colegio, tuve buenas notas a pesar de todos los esfuerzos que uno pasa por ser cadete de un equipo como por ejemplo irse a entrenar, salir antes de clases, perderse clases entre otras cosas a los 17 años. Al año siguiente de estar en Colo-Colo ingresé a la universidad a estudiar en modalidad vespertino y pude sacar mi carrera de ingeniería civil industrial a los 23 años.
Siempre realicé ambas cosas, estudiar y jugar porque sentí que podía hacer ambas, en el día entrenaba y en la noche estudiaba, hice muchos esfuerzos y sacrificios para ser profesional universitario. Mientras estudiaba tuve opciones de jugar en Segunda División pero no pude aceptarlas porque le di preferencia a los estudios y al Real San Joaquín. Después de los años que estuve en el club y con mi carrera cursada, tomé el desafío.

¿Cuáles son tus pretensiones con el «Torreón»?

Mis pretensiones con el «Torreón» son muy grandes, tengo unas ganas gigantescas de dar lo mejor de mi en todo momento para que el club y que podamos volver a Primera B, que es el objetivo propuesto por el plantel. Vengo con unas ganas enormes de demostrar mi juego, garra, liderazgo y ayudar al equipo a lograr ese tan ansiado campeonato.

Leonardo Uribe fue titular en el empate y clasificación ante Deportes Temuco por Copa Chile / Miguel Neira

Leonardo Uribe y su tercera etapa en Valdivia

Leonardo Uribe es mediocampista central, tiene 25 años y es formado en Palestino. Ha disputado con el Torreón dos campeonatos: el torneo 2016-17 y 2018 de Primera B, y ha convertido un gol, precisamente ante Deportes Puerto Montt en el estadio Parque Municipal el 9 de abril de 2019. Esta temporada ha cambiado la dorsal, dejará de usar la 6 que usó en sus épocas anteriores y portará 10, camiseta de fuerza y poder.

Es tu tercera etapa en Valdivia tras tu paso en 2017 y 2018 donde coincidiste con el entrenador Germán Cavalieri, ¿Cómo es tu relación con él y que significa para ti volver a Valdivia?

Con Germán tenemos una muy buena relación, nos conocemos hace bastante tiempo, él fue la persona que me hizo debutar en Palestino cuando estaba de ayudante técnico de Pablo Guede, y el fue también quien me trajo en la primera llegada a Deportes Valdivia. En cuanto a la vuelta a Valdivia, la verdad que me tiene bastante contento es una ciudad que conozco y en la que estoy muy a gusto. Respecto al club, siento que es un equipo que tiene que estar en categorías más arriba, por la mística de la ciudad y su gente.

Tuviste dos años buenos en Deportes Recoleta ¿Qué saldos positivos sacas de tu estadía en el cuadro metropolitano?

De Deportes Recoleta estoy agradecido, porque siento que he encontrado mis mejores versiones de lo que llevo en mi carrera, es un club que siempre está compitiendo y tengo los mejores recuerdos.

Para este año Valdivia se reforzó con Cristián Canio, referente del fútbol nacional y sobre todo del balompié sureño ¿Cómo aportará tener a un jugador de tal talla en el plantel?

No hay duda que Canio entrega muchas cosas en el juego y en el camarín, tiene mucha calidad, es un jugador que me tiene contento que esté con nosotros, esperamos que todas las individualidades nos hagan un equipo fuerte en la competencia.

Te sientes como uno de los miembros del plantel que puede aportar liderazgo en el camarín a sabiendas que has jugado en dos etapas y ya conoces la interna del club

Si me siento un líder dentro del equipo, un líder desde el trabajo, desde entregarme por entero para estar con el equipo. Esa creo que es mi forma de aportar ese liderazgo y el haber estado antes acá, hace que me sienta como en casa.

Deportes Valdivia tendrá su debut liguero el sábado 30 de mayo, a las 11:30,  en el Estadio Parque Municipal, donde se medirá frente a Rodelindo Román.

Comparte
About Author

Pablo Cárdenas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.