La portería de Deportes Valdivia para el presente campeonato de Segunda División tendrá dueño, el responsable de salvaguardar los tres tubos será el portero Diego Fuentes quien a sus 30 años asume el desafío de ser una de los futbolistas de mayor edad en conformar el plantel valdiviano, junto a los nacionales Christian Jelves, Pablo Leal, Dagoberto Currimilla y Cristián Canio más el argentino Emiliano Bonfigli.

Fuentes proviene desde Deportes Melipilla donde les dedicó los últimos cuatro años de su carrera antes de hacer escala en la capital de la región de Los Ríos. Junto a los Potros consiguió dos ascensos: desde Segunda División a Primera B a fines de 2017 en aquella polémica disputa ante Deportes Vallenar, más la subida de categoría a Primera División ante Unión San Felipe definida en penales.

Inicios bajo los tres palos

La trayectoria del portero de 1.83 centímetros de estatura comenzó en Palestino donde fue parte de las series menores desde los 12 hasta los 17 años, para luego recalar en Provincial Osorno donde hizo su debut a los 19 años cuando el Toro estuvo en Primera B. Tras este periplo, partió a Ñublense de Chillán que lo unió a sus filas por cinco años y en donde el guardametas coincidió con jugadores de gran nivel, como el mismo señala -Julio Barroso, Jonathan Cisterna, Reinaldo Navia entre otros-. En su paso por los Diablos Rojos alternó la portería en el primer equipo y la filial que jugó Segunda División.

Diego Fuentes ha pasado mayor parte de su carrera vistiendo los colores de Ñublense y Melipilla / En Ascenso

Estadías en Segunda División y Copa Absoluta

Posteriormente, Fuentes ofreció sus servicios en Deportes Linares en la Segunda División donde recuerda que en más de alguna ocasión enfrentó a Deportes Valdivia, con resultado favorable para el Torreón. Tras la campaña 2013-14 retornó a Ñublense y quedó libre. En aquel periodo hubo incertidumbre sobre cómo sería el resto de su carrera puesto que los 24 años estaba sin club.

Tras seis meses alejado del fútbol, donde reconoce no haber sido asesorado de buena manera, logró recalar el incipiente Buenos Aires de Parral de la Tercera División, por llamado del entrenador Ricardo Toro para disputar la Copa Absoluta de Tercera División. Sabía bien que su carrera había tomado un giro distinto al de sus inicios, donde alternó la portería de Ñublense en Primera División y en las selecciones juveniles nacionales, en donde participó de giras internacionales para jugar en el amateurismo, siempre con la disciplina de siempre. Con el cuadro parralino alcanzó las semifinales del torneo y quedó eliminado a manos de Lautaro de Buín.

El buen desempeño que tuvo en el cuadro de la región del Ñuble le valió un llamado del exportero nacional, Nelson Tapia para formar parte de Independiente de Cauquenes, nuevamente en Segunda División. Logró ser titular indiscutido, pero no pudieron ascender de categoría. Fue el turno de partir y estampar su firma en Deportes Melipilla.

Diego Fuentes en su paso por Buenos Aires de Parral / Facebook

El guardían del potro

Con los potros la historia estuvo colmada de glorias y buenos momentos, Fuentes otra vez en la Segunda División, en compañía de Mario Sandoval, Christián Martínez y Jaime Bravo lograron ascender de categoría en el polémico encuentro ante Deportes Vallenar. Si bien, en el global el triunfo y ascenso fue para los nortinos, la justicia dictaminó lo contrario puesto que un grosero error de Eduardo Gamboa terminó por hacer ascender a Melipilla.

En 2018, Fuentes fue parte del Melipilla de Primera B, partió como tercer portero por detrás de Jaime Bravo y Santiago Morandi, pero a la fecha 7 del torneo ambos se lesionaron y logró su oportunidad, la cual perduró todo el año y logró ser el titular en 19 encuentros. En aquel año también enfrentó a Deportes Valdivia en el empate 1-1 jugado en el estadio Roberto Bravo, Fuentes no logró tapar el penal que pateó Dagoberto Currimilla al último minuto, hoy en día son compañeros de equipo y ya sabe bien donde ejecuta la pena máxima, añade.

Los últimos años Fuentes tuvo como competencia en portería a Nicolás Peranic, lo cual lo relegó al banquillo. Más que una competencia, fue una amistad, sobretodo cuando Peranic se enguantaba todos los fines de semana y a él solo le quedaba apoyarlo, porque la profesión lo exige. De ahí en mas, hubo cuarentenas por la pandemia a principios del año pasado y el retorno al fútbol en agosto, más el ascenso durante este verano… un cambio de aire, un nuevo desafío.

La llegada a Los Ríos

Con el descenso a Segunda División, Deportes Valdivia tuvo que rearmar al 90% el plantel. Entre los jugadores que partieron, tres fueron porteros: Gaston Rodríguez partió a Magallanes, Diego Figueroa y Pablo Duque quedaron libres mientras que el juvenil Pablo Pilar se mantendría como alternativa para el proyecto 2021.

Fuentes recibió varios llamados antes de recalar en el Torreón, pero fue Valdivia el club que lo convenció. Junto al preparador César Córdoba y sus compañeros Pablo Pilar, David Pérez y Manuel Torres hacen sus esfuerzos para asegurar los tres tubos albirrojos para un posible torneo de Segunda División el cual ya casi a mitad de año, todavía no tiene fecha de inicio.

Diego Fuentes está llamado a ser el líder bajo los tres palos del Torreón / Dep Valdivia

Desamparo de la ANFP

El portero es conocedor absoluto de la división, sabe que vive en el abandono y desamparo de la ANFP. «Varios jugadores han salido de la categoría para jugar en Primera División e inclusive han sido parte de los microciclos de la selección, no puede ser posible que se le mire en menos». Fuentes enfatiza «se vive una suerte de discriminación por parte de la ANFP, nos segregan como clases sociales donde la Segunda División vendrían hacer los más pobres, lo que significa que a nivel global no somos competitivos, la institución (ANFP), solo vela por sus intererses, dejan mucho que desear».

Fuentes reconoce que el SIFUP constantemente apoya a los futbolistas que disputan la categoría, no duda del compromiso del gremio de futbolistas, más cuando se comprometen a evitar las medidas discriminatorias entre la asociación y los jugadores. «Somos personas, como tal merecemos respeto, dignidad… como será tanto el mal manejo que antes cobraban un peaje para subir de división, imagina ser campeón y pagar… horrible».

A la espera del fixture oficial del torneo de Segunda División, Diego Fuentes disfruta de la ciudad, de sus jornadas de lluvia y de ponerse a punto para el inicio de campeonato. Sabe que en sus manos tiene una tarea importante: retornar al Torreón a la categoría de plata del fútbol nacional.

 

Comparte
About Author

Pablo Cárdenas

1 Comment

    I’m not sure why but this blog is loading very slow for me.
    Is anyone else having this issue or is it a issue on my end?
    I’ll check back later and see if the problem still exists.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.