Históricamente en el fútbol chileno son pocas las ciudades que tienen más de un club representándolas o que al menos hacen de local en la ciudad. Generalmente, Santiago (junto a sus comunas adyacentes) y Concepción son las urbes que cuentan con más elencos. Curiosamente hubo un año donde Temuco también contó con un buen número de representantes.

Conocida fue la existencia en la década pasada de Unión Temuco, equipo fundado por Marcelo Salas, que junto al histórico Deportes Temuco representaron a la ciudad de la novena Región, pero hubo un torneo donde se les sumó otro equipo: Provincial Temuco. Además, los tres clubes jugaron en la misma categoría, el campeonato de Tercera División del año 2008, siendo un año único en la historia del fútbol temuquense.

Esta historia está llena de curiosidades, una de estas es que la mayor parte de la competición ningún club hizo de local en Temuco, esto fue por la remodelación del estadio donde las tres escuadras hacían de local, el German Becker, debido a la Copa Mundial Femenina Sub-20. Otro dato importante es que fue la última vez que se jugó el torneo de Tercera División antes de separarse en Tercera División A y B, por lo que se estaban distribuyendo cupos para el ascenso y también para ambas divisiones.

Deportes Temuco

El llamado en ese entonces Deportivo Temuco vivía una crisis tanto deportiva como institucional, que lo llevó a perder la categoría en la última fecha del campeonato de Primera B del año 2007 cuando eran dirigidos por Eduardo Bonvallet. A pesar de haber tenido un gran repunte en la segunda rueda y una gran exposición mediática, no fue suficiente para mantener la categoría.

Debido a eso, debían afrontar el amateurismo en la tercera división del año 2008 con una misión clara: recuperar el profesionalismo. Ese año fueron dirigidos por Nelson Soto, quien era el encargado de liderar el grupo en esta nueva división, que debía reestructurarse para afrontar las reglas de la misma, como por ejemplo que el plantel debía ser Sub-23, a diferencia de la Primera B donde no había limite de edad.

El equipo hizo de local en Gorbea, donde la cercanía con Temuco permitía que la hinchada los fuera a alentar, «Era una cancha espectacular (…), fue una experiencia muy bonita, de los mejores recuerdos que tengo en el fútbol fueron ahí» comentó Leo Olivera, ex jugador de dicho plantel. A pesar de la adversidad de jugar fuera de casa y haber recién descendido su gente no los abandonó, teniendo muy buenos números de asistencia para la división.

Aun así, el equipo mantenía problemas administrativos, no habían pelotas ni indumentarias para entrenar a inicio de año, incluso algunos jugadores no recibían sueldo y no tenían donde residir en la ciudad. Fue entonces cuando algunos miembros de «Los Devotos» (barra de Deportes Temuco) les dieron alojamiento y alimentación. Incluso, existieron campañas para obtener dinero siendo una época difícil para la institución en su totalidad: directiva, hinchas y jugadores.

El equipo no solo debía afrontar este nuevo reto, también debían convivir con estos nuevos vecinos, aunque no quedaba duda que el equipo de la ciudad seguía siendo el de la cruz de malta. Según declaraciones de ex jugadores del plantel, estos veían a sus rivales como equipos que buscaban rendir en lo económico, mientras que ellos buscaban representar a la ciudad.

En la plantilla habían jugadores como, Cristian «Killy» Gonzalez y José Luis «Meme» Gamonal, quienes tenían un gran peso en el camarín, además de muchos jugadores jóvenes como Francisco Maldonado, Fabián Henriquez, Alfredo Rojas, Jairo Pino, Cristian Pavéz, Leonardo Olivera, Jaisson Barría, Alfredo Rojas, Cristopher Segura, Juan Moya, Carlos Rivera, entre otros.

El club jugó en el Grupo 1 de la división teniendo un inicio regular, consiguiendo buenos resultados lo que llenaría de ánimos al plantel y pondría los primeros puestos en el punto de mira, lo que a la larga se traduciría en un cuarto lugar que les daría el pase a la segunda fase del torneo, la cual era una llave única de eliminación directa donde derrotaron por un global de 5-2 a Unión Quilpué, pasando a la Liguilla de Ascenso.

La rivalidad con los otros Temuco fueron dispares. En un inicio para los históricos de la ciudad la rivalidad con el equipo de Marcelo Salas existía, pero no era tan marcada, aunque, a medida que avanzaba el torneo y sus objetivos se cruzaban, los partidos se fueron volviendo más intensos hasta llegar al calificativo de «clásico», de hecho fue uno de los que generó más rivalidad entre clubes chilenos en su momento habiendo rencillas entre hinchas, jugadores y dirigentes. Mientras tanto, nunca se vio como un rival al nivel de Unión a Provincial Temuco, debido a que no cosechó buenos resultados y había una convivencia más pacífica.

A pesar de tener una gran campaña, lamentablemente, no les alcanzó para volver a la Primera B, debido a que en la penúltima fecha de la Liguilla, fue derrotado por Unión Temuco, en un partido donde si ganaba el «Pije» eran campeones. El golpe tras eso fue muy duro ya que «UT» logró el objetivo de no ver subir a sus rivales de ciudad, lo que afectó directamente a los ánimos del plantel en la ultima fecha, donde ya no dependían de ellos para alzar la copa.

El hincha también se vio muy frustrado tras esa situación, ya que, durante gran parte de la temporada, el equipo se mantuvo puntero o segundo en la Liguilla, siendo una gran pena ver al elenco que luchó hasta el ultimo minuto no poder conseguir el objetivo tras haber pasado una sin fin de adversidades, pero a la vez se afianzó más el compromiso con el club.

Sobre eso comentó Mauricio Medina, hincha del club que vivió esa época, «El compromiso con el club de parte de la hinchada, la ciudad y la región fue aun más grande y esa campaña 2008, si bien no ganamos, sirvió de base para el fortalecimiento de la hinchada de Deportes Temuco, marcando un antes y un después, ya que desde ese momento nos unimos completamente en busca de salvar al club, incluso lo sentimos mucho más parte nuestro  después del último partido de la liguilla, ya que con nuestra entrada permitíamos que el club tuviera auspicios, algo que no era común en la división. Siempre habían 4.000 personas en el estadio viendo la publicidad, no importaba que los partidos no fueran televisados, para que fuera rentable.»

Temuco se tuvo que quedar un año más en Tercera División, aunque ahora sería Tercera A. El sueño de la Primera B tendría que esperar hasta el 2013, año que se fusionan con Unión Temuco, aunque el del profesionalismo llegó antes, ya que previo a eso jugaron la, en ese entonces, nueva Segunda División.

Unión Temuco

El equipo fue fundado en 2008 de la mano de Marcelo Salas y Horacio Matta. Hizo su debut como club en la tercera división del mismo año, de la mano del director técnico Christian Muñoz, quien fue el encargado de conformar el plantel en su totalidad, haciendo pruebas y trayendo jugadores de su confianza. Finalmente quedó un plantel con futbolistas provenientes en su mayoría de equipos de Primera A y B.

Para los jugadores era una experiencia novedosa, muchos venían de fuera de la región a integrarse a un club completamente nuevo, sin jugadores de años anteriores o algún referente más allá de Marcelo Salas, que se mantenía en actividad jugando para Universidad de Chile. Todo lo anterior resultó ser algo motivante para el grupo que enfrentó el torneo con mentalidad ganadora, a pesar de no tener ni un año de existencia, el deseo era claro: salir campeones.

Otras característica del plantel fue la cercanía que desarrolló, la mayoría vivía en un hostal costeado por Salas donde compartían todos los días incluso más allá de los entrenamientos.

El año inició complejo, el equipo no se conocía y eso les pasó factura. Se dieron pobres resultados en un inicio y no se logró sumar puntos durante varias fechas, por lo que Muñoz no siguió más como DT. Tras eso, Milton Flores, quien ejercía de gerente deportivo y hace poco había obtenido la licencia de entrenador, se hizo cargo del plantel como entrenador interino.

A pesar del mal inicio, el equipo  mantuvo una gran fortaleza, ya que, aunque el plantel era nuevo y joven, habían jugadores de experiencia y se crearon rápidamente referentes en el camarín, como el actual meta y capitán de Unión Española, Diego «Mono» Sánchez, quien era de los jugadores con más rodaje en el plantel. Además, habían jugadores como Miguel Sánchez, actual entrenador de Trasandino de los Andes, John Novoa, quien ya tenía experiencia en Centroamérica, Matías Donoso, jugador que venía de tercera división, pero que tras ese año 2008 ha tenido una destacable carrera en Chile, entre otros.

Créditos: Pablo Mora

En este primer año, al ser un equipo nuevo, no contaban con una hinchada ni seguidores al comienzo, el principal apoyo llegaba de la familia de los jugadores, aunque también «Los de Abajo» (hinchada de Universidad de Chile) los apoyaban debido a lo ligado de la institución con la leyenda Azul, Marcelo Salas. Con el tiempo fue llegando un puñado de seguidores, algo que era complicado considerando lo arraigada que es la ciudad con Deportes Temuco.

Hicieron de locales en Lautaro, una ciudad cerca de Temuco, lo que permitió  que mucha gente de dicha urbe los fuera a apoyar, sobre todo jóvenes, los cuales incluso formaron una barra, con bombos, vuvuzelas, entre otros elementos para alentar al club.

La principal rivalidad era contra Deportes Temuco, quienes Unión Temuco vio como grandes rivales desde el inicio. Los encuentros eran batallas dentro de la cancha, no era un partido común. Esto era alimentado principalmente, debido a que ambos elencos estaban peleando la punta del torneo y posteriormente por campeonar y conseguir el cupo a Primera B. Aunque según declaró Luis Oliva, ex jugador de Unión Temuco «Los planteles no se odiaban, la mayoría se conocían en persona desde antes». Pero sin duda era una rivalidad deportiva que creció de gran manera en un solo año. En cuanto Provincial Temuco, eran buenos partidos, pero que no llegaban al nivel de rivalidad que había con el «Pije», además, al ser dos equipos nuevos, no existía el peso de jugar contra la «historia» como era frente a Deportes Temuco.

«Nunca intentamos dejar mal a Deportes Temuco, nosotros tratamos de buscar hinchada con el respeto que se merecen y obviamente ganándolos nosotros mismos a través de como jugábamos y como nos veía la gente.» declaró también Oliva.

En cuanto al rol del miembro más reconocido del equipo, Marcelo Salas, los ex jugadores del plantel solo tienen palabras de elogio, ya que les dio un total apoyo monetario y emocional, estando atento a todos los problemas que había en el club y sus miembros, teniendo algunos detalles que según declaran algunos jugadores, «No se podrán olvidar.» 

Incluso, recuerdan anécdotas, «una vez fue a ver un entrenamiento a Lautaro, y llegó de terno. Atrás del arco a 2 o 3 metros había un balón, Salas con un Zapato de punta cuadrada y pegándole a tres dedos metió la pelota en el arco, desde entonces todos los días intentamos hacer lo mismo y no podíamos» contó Miguel Sánchez, ex jugador del plantel.

El  equipo logró quedar séptimo del Grupo 1, lo que le dio el pase a la segunda fase de la competición, donde eliminaron a AGC Cabildo tras un empate  2-2 de local y un triunfo 3-2 de visita, dando pase a la liguilla de ascenso.

En esta última hicieron una gran campaña, quedando terceros solo cuatro puntos debajo de Deportes Temuco y cinco de Naval. Aunque quedaron bajo  sus rivales de ciudad, el sabor final fue dulce, ya que les aguaron la fiesta. Deportes Temuco tenía la primera opción de subir de división, una fecha antes de la finalización del torneo, solo debían derrotar a Unión Temuco, en un panorama que parecía perfecto, podrían gritar campeón en la cara de ese tan molesto nuevo vecino, pero las cosas no salieron como esperaban. Desde el camarín de Unión Temuco la consigna era clara, si ellos no subían Deportes Temuco tampoco y con esa determinación fueron a ganar el encuentro, 3-2 terminó a su favor, dejando a «Los Albiverdes» con el cotillón. tras ese logro fueron parte de la Tercera A del año 2009, donde conseguirían el ascenso a Primera B, tras solo dos años de existencia.

Provincial Temuco

El club fue fundado en el año 2007 por ex dirigentes de Deportes Temuco. Ese fue su segundo año en la Tercera División, en su primera participación quedaron penúltimos de la zona sur, logrando mantener la categoría. El ciclo 2008 comenzó con rumores de que el club sería comprado por Marcelo Salas, pero una serie de desacuerdos terminó anulando esa posibilidad y derivando en el nacimiento de Unión Temuco. Esto hizo que los dirigentes dudaran de continuar con el proyecto, pero finalmente el equipo jugó durante ese año. Los jugadores de Provincial Temuco fueron invitados a probarse a Unión Temuco, pero sin cupos asegurados en la plantilla.

El 2007 eran el único elenco temuquense en la división, por lo que en 2008 tener otro equipo de la ciudad era motivante, daba una rivalidad, tendrían que jugar con la hinchada en contra, debían prepararse para dar una buena actuación y sabían que el «Pije» tendría una plantilla mayor y quitarles puntos era una posibilidad especial. Además, llegaría Unión Temuco que sumaría otro rival a la ecuación

El equipo estaba conformado principalmente por jugadores de la zona, a diferencia de los otros dos que tenían bastantes miembros de otras regiones. Tenían una plantilla corta a diferencia de otros clubes que disputaban la división.

Créditos: Pablo Mora

El objetivo del club era diferente al de sus vecinos, tenían total conciencia de la brecha de presupuesto en contraste a los demás clubes, por lo que su vista estaba más puesta en la permanencia y dar una buenas actuaciones, que en el ascenso, aunque  jugaban todos los partidos para ganarlos.

Los amantes del fútbol siempre van a verlo independiente del color, por lo qué ahí llegaba gente a ver sus encuentros, además un gran apoyo fue la gente de Vilcún, comuna cercana a Temuco, donde el equipo hizo de local. También el equipo demostró ser muy luchador, siendo unido a pesar de no contar con muchos recursos, lo que agradaba a la gente, pero no había punto de comparación con Deportes Temuco que era sin dudas el club de la ciudad.

Para Provincial Temuco, los otros dos equipos de la ciudad eran clásicos, se sentía diferente, llegaba más publico de lo habitual y al ser tres clubes de un mismo lugar, la mayoría se conocía, por lo que siempre habían otras cosas que le agregaba picante al partido. Lamentablemente, nunca lograron derrotar a sus rivales de ciudad, siendo su resultado más cercano un 2-1 frente a Deportes Temuco, donde tuvieron la ventaja por la cuenta mínima la mayoría del partido, pero no pudieron mantener el resultado.

Tristemente, no tuvo una buena campaña, quedando último del Grupo 1, lo que lo hizo jugar en el Grupo A del repechaje, el cual daba cupos para la Tercera A y B del año 2009, los últimos y penúltimos (dependiendo del grupo)  volvían a su asociación de origen.

Provincial Temuco bajó de categoría volviendo a su asociación de origen, tras quedar penúltimo del Grupo A por diferencia de goles. Su último partido fue un triunfo ante Linares Unido por 1-3. En 2009, el club postuló a participar del campeonato de Tercera B, pero más tarde renunció a su cupo, consumando su desaparición del fútbol chileno.

«Yo creo que (la desaparición del club) estuvo bien, al terminar el campeonato ya no estaba el mismo interés por parte de los dirigentes, no había el mismo apoyo económico, entonces quizás no era muy viable que siga el equipo. Me parece que fue una buena decisión porque no estaban las personas idóneas para que el club se profesionalizara» declaró, Pablo Mora, ex jugador de Provincial Temuco.

Copa Chile

La participación en Copa Chile de los elencos de Temuco fue breve, pero no por ello menos interesante. Solo dos equipos de los tres participaron de está Copa, Unión y Deportes Temuco, saliendo los primeros victoriosos en un global de 5-2, ganando 3-0 el primer encuentro y un empate 2-2 en el segundo. Unión eliminó a sus rivales de ciudad. Además, el partido de ida entre ambas escuadras del Ñielol, fue el primero de Copa Chile después de 8 años de ausencia. Posterior a eso se jugó la primera fase del torneo, donde el único representante de Temuco en competencia fue eliminado por Fernández Vial, en un marcador de 4-2.

Resultados en enfrentamientos directos año 2008

Enfrentamientos en el Grupo 1 de la Tercera División:

(Fecha 7) Deportes Temuco 3-2 Unión Temuco

(Fecha 9) Provincial Temuco 1- 5 Unión Temuco

(Fecha 13) Provincial Temuco 1-2 Deportes Temuco

(Fecha 20) Unión Temuco 3-0 Deportes Temuco

(Fecha 22) Unión Temuco 4-1 Provincial Temuco

(Fecha 26) Deportes Temuco 4-0 Provincial Temuco

Enfrentamientos en Liguilla de ascenso a Primera B:

(Fecha 6) Unión Temuco 0-1 Deportes Temuco

(Fecha 13) Deportes Temuco 2-3 Unión Temuco

Enfrentamientos por fase Clasificatoria de Copa Chile

Unión Temuco 3-o Deportes Temuco

Deportes Temuco 2-2 Unión Temuco

Esta fue la curiosa temporada donde «tres  Temuco» se enfrentaron, uno que luchó por la supervivencia y dos por la gloria. Había un proyecto con mucho presupuesto y un equipo en crisis, que finalmente terminaron enfrentándose por campeonar, mientras que el tercero, con sus pocos recursos, intentó  dar su mejor actuación.

Lamentablemente, ninguno consiguió levantar una copa en ese torneo, pero sin duda fue un año lleno de emociones, tanto para los clubes que, mediante la rivalidad y competencia, supieron potenciarse, dándole grandes espectáculos a la gente que tenía una carta gigantesca de fútbol para ver, donde siempre encontrarían un buen partido.

Este torneo dio nacimiento a la que fue una gran rivalidad, hoy inexistente debido a la fusión de Deportes Temuco con Unión Temuco en el año 2013, pero que nos llenaría de grandes partidos entre 2008 y 2013. También, fue el torneo que despidió a Provincial Temuco. Actualmente, el único sobreviviente de los tres clubes es Deportes Temuco, quien disputa el campeonato de Primera B y ratifica su rol como el club de la ciudad, que ahora busca regresar a la división de honor y devolver a Temuco al fútbol de primera, donde merece estar.

Agradecimientos a Pablo Cárdenas, Esteban Araus, Cecilia Cáceres, Esteban Garay, Daniel Soto y todos los entrevistados.

 

 

 

Comparte
About Author

Alén Norambuena

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.